Inmaculada, siglo XVIII.

Óleo sobre lienzo, 53,5 x 38 cm. Escuela española.

Inmaculada Concepción de transición entre el periodo Barroco y Rococó. La Virgen aparece acompañada por ángeles que portan símbolos de la Pasión e inmaculistas. Los colores de la pintura son brillantes y vivos, sorprendentemente bien conservados. El lienzo grueso típico de esta época no se ha forrado. Hay muchos detalles delicados, como el rostro o las manos de la Virgen, pintadas con un pincel muy fino, que también es característico de esta época. El marco es el original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.